El XXVI Capítulo General concluye con intensidad, emoción y esperanza

Han pasado ya unos días desde que concluyera el XXVI Capítulo General, con una última jornada muy intensa. En ambiente de oración comenzaba la mañana, donde los capitulares releyeron y meditaron juntos las palabras que unos días antes el papa Francisco dirigió a la asamblea. Muchos corazones se mostraron tocados a esa primera hora del día.

La emoción volvería a percibirse en el aula cuando tras un rato de lectura en silencio del borrador de exhortación que el Capítulo dirigirá a la Congregación, casi una treintena de capitulares fueron expresando la impresión que el texto les producía y el gozo de ver reflejado en él el camino que superiores mayores y gobierno general emprendieron juntos en Talagante (Chile) en enero de 2020.

La palabra más repetida durante el día fue «gratitud». En diversos momentos y de muchos modos los capitulares expresaron su gratitud al Señor, antes de hacerlo por excelencia en la Eucaristía vespertina, presidida por el cardenal Aquilino Bocos.

De esta manera, hay que dar las gracias sobre todo a Dios, nuestro Padre, que nos ha concedido celebrar con tanto gozo y fraternidad un capítulo en tiempos de pandemia, cuando tantos sufren y no pueden desplazarse. Gracias también al Gobierno General de la Congregación, que ha trabajado sin descanso por hacer posible la asamblea y primó, sin disminuir en modo alguno la seguridad y la prudencia, la confianza en el Señor. Gracias a cientos de personas que, con su oración, participación en las conversaciones previas al Capítulo o su trabajo, han hecho posible la asamblea. Mención muy especial han merecido todos los claretianos no capitulares implicados, desde el P. Paulson Veliyanoor hasta quienes han trabajado desde la traducción, la secretaría, la logística… Una gratitud singular ha sido, sin duda, la expresada a la Hna. Jolanta Kafka, RMI, superiora general de las Misioneras Claretianas, que ha acompañado el Capítulo durante todo el mes.

El Gobierno General coordinará en los próximos días la edición de los textos que se dirigirán a la Congregación. Gran parte de su contenido es también palabra para ‘la gran familia claretiana’, la formada por quienes han sido llamados por vocación a alguna de las instituciones alentadas por el P. Claret y quienes por amistad, afinidad, cercanía o experiencia personal participan también de su espíritu.

El Señor ha estado grande con nosotros, y estamos alegres. En palabras del P. Bocos, el Padre Claret falleció hace más de siglo y medio, pero su espíritu sigue muy vivo en el mundo y en la Iglesia. Oramos por ello y por los frutos que pueda dar en concluido XXVI Capítulo General.

 

Si quieres leer un resumen más completo, pincha aquí.

Si quieres leer el discurso del Papa Francisco a los participantes en el XXVI Capítulo General, pincha aquí

 

Última semana del XXVI Capítulo General. Resumen

 

0

Start typing and press Enter to search