Sirviendo la Palabra: Mt 13, 36-43

MARTES 28 DE JULIO

Mateo 13, 36-43:
“Lo mismo que se arranca la cizaña y se quema, así será al final del tiempo… Entonces los justos brillarán como el sol en el Reino de su Padre”.

Dios no arranca de momento la cizaña. Deja que esta y el trigo crezcan juntos.
Tiene paciencia y sabe esperar. Es el momento de la siega el que determina el sitio que ha de ocupar cada cosa.
La paciencia tiene mucho que ver con la tolerancia.
Nos creemos que el trigo bueno somos nosotros y todo aquello que no encaje en nuestra línea hay que arrancarlo.
Pero el sentir de Jesús es otro. Su misericordia, su paciencia y su comprensión son muy distintas de nuestra misericordia, paciencia y comprensión.
Deja el último juicio a Dios, que es quien tiene siempre la última palabra.
Y su última palabra se llama Jesús.
Jesús es la misericordia del Padre hecha carne y palpable para todos nosotros.
Jesús siempre es oportunidad y salvación.
Examínate hoy de tu grado de paciencia. Nunca condenes amparándote en tus propios puntos de vista.
No juzgues por las apariencias.
Aprende de Jesús la paciencia, la tolerancia, el perdón y la misericordia.
Buenos días.

Antonio María Sanjuán Marín, cmf

Start typing and press Enter to search