UNA DULCE NOSTALGIA ATRAVIESA MI PIEL

Desde esta paz que siento

se humedecen los tallos

de mi esperanza adolescente.

 

Una dulce nostalgia atraviesa mi piel

y se encienden los poros de los tejidos últimos,

destellos amarillos de un horizonte en llamas.

 

Como un pañuelo desplegado al viento

extiendo dulcemente la mirada.

Y danzan las palomas de mis sueños

por una tierra anónima

y regresan al nido de los silencios frágiles.

 

Cae la tarde agradecida y lenta

como una melodía de voces gregorianas.

 

Caracas, 1989

Blas Márquez Bernal, cmf

(FOTO: Matías Mullie)

 

UMA DOCE NOSTALGIA ATRAVESSA A MINHA PELE em portugués

 

0

Start typing and press Enter to search