Sirviendo la Palabra: Mc 4, 21-25

Marcos 4, 21-25:
«La medida que uséis la usarán con vosotros, y con creces. Porque al que tiene se le dará, y al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene».

Estamos muy acostumbrados a las medidas.
Medimos el tiempo, medimos el espacio, medimos las cosas y hasta medimos las personas.
Y lo más frecuente, es que midamos para sacar provecho:
* medimos el tiempo para cobrar,
* medimos el espacio para especular,
* medimos a las personas por lo que cada una nos puede reportar…

Hoy Jesús nos dice en el Evangelio que la medida que usemos para con los demás también la usarán con nosotros.
Él tiene una única medida: la del amor, la misericordia y el perdón.
Y nos invita a utilizar únicamente esta medida. La medida del amor gratuito y desinteresado.
No olvides que la medida del amor cristiano es amar como amó Jesús. Y Jesús amó sin medida.
Rompe hoy todas tus medidas de peso, de longitud o de capacidad y haz tuya la medida de Jesús.
Si haces tuya la suya, con la suya Él te medirá.
Buenos días.

Antonio Sanjuán Marín, cmf

0

Start typing and press Enter to search