La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz”.
Proverbio escocés

¡Quién me diera alas de gaviota,
volaría sobre la superficie
de los infinitos mares azulados!
Rompen las olas
contra el acantilado,
como llega tu llama
a mi corazón.
No hay camino
sino pisadas en la arena
de la playa del Perchel.
La luna plateada
brilla virgen
por encima
de la gigante chimenea,
memoria de un pasado industrial.

Eterno sea todo
aquello que amamos.
La utopía de ayer
después pasó.
Sueño ahora un pensamiento
positivo, humano,
creativo y solidario.
Un pensamiento
sistemático y creyente.

Miguel Maestre Muñoz cmf
28 de Agosto de 2.018
El Perchel (Málaga)

0

Start typing and press Enter to search