El comentario del Domingo: 30 de Enero

Lucas 4, 21-30:

 

Domingo, 30 de enero de 2022 (4º T O C)

 

El profeta Jeremías era un joven al que Dios eligió para que, en su nombre, denunciara la corrupción de su época, la pérdida de la fe y las alianzas políticas inútiles y contraproducentes que al final llevaron al pueblo a la destrucción. Dios le dice: “no les tengas miedo; lucharán contra ti, pero no te podrán, porque Yo estoy contigo”.

El Evangelio nos cuenta la primera predicación de Jesús en la sinagoga de Nazaret. Allí Jesús lee al profeta Isaías y dice: “Hoy se cumplen estas palabras que acabáis de oír”. O sea, yo soy el enviado por Dios. En el momento, nos cuenta San Lucas, todos estaban admirados, pero cuando les echa en cara su falta de fe, pretenden tirarlo por un barranco.

Los cristianos no tendríamos que perder el ánimo en nuestra misión de ser testigos de los valores evangélicos, en una sociedad en el que muchos son rechazados e incluso perseguidos. Hoy también se nos dice a nosotros: “no les tengas miedo…, diles lo que yo te mando…, Yo estoy contigo”.

Jeremías y Jesús no se callaron, a pesar de la oposición. Nosotros también hemos de ser consecuentes con nuestro compromiso de fe. Necesitaremos acudir a la oración y decir “a Ti Señor me acojo, se tú la roca de mi refugio”, como reza el salmo responsorial.

Y en nuestra lucha no podemos olvidar las palabras de San Pablo: “si no tengo amor, de nada me sirve”.

 

Juan Ramón Gómez Pascual, cmf

Si no tengo amor, de nada me sirve

 

0

Start typing and press Enter to search