Cuida tu familia: Realizar algo que ayude a vivir la alegría de la Pascua a las personas de la familia que más lo necesiten

DOMINGO DE RESURRECCIÓN (Jn 20, 1-9)

De alguna manera la lectura de hoy nos habla de una “familia”: la formada por todos los que son testigos de la resurrección, por todos los que creen en Jesús y su presencia viva entre nosotros. Y es bonito ver como dicha familia (María Magdalena, el discípulo amado, Pedro…) se alimentan unos a otras esa fe: se estimulan para ir al sepulcro vació, se apoyan para correr juntos en pos de la mejor de las noticias, se “retroalimentan” para anunciar a otros la alegría de la Pascua. Así debiera ser la dinámica de nuestras familias: ser unos para otros -además de testigos de la fe- motores de alegría y estímulos para vivir en clave de VIDA con mayúsculas.

PARA CUIDAR LA FAMILIA ESTA SEMANA:
¿Y si en estos días, entre todos, pensamos en la/s persona/s de la familia que más necesiten contagiarse de la alegría de la Pascua -puede ser uno de nosotros o un familiar un poco más lejano- y decidimos algo concreto que hacer para conseguirlo?

PIlar López y Joaquín Devolx

0

Start typing and press Enter to search