Blas: cuidando «la voz»

SAN BLAS 3 de febrero.

Una espina de pescado ha hecho a San Blas «influencer» durante siglos en la comunidad creyente católica.

Una espina de pescado clavada y atravesada en la garganta de un niño, que se asfixiaba, y cuya madre acudió al santo quien por la imposición de sus manos en la cabeza del niño y la oración, consiguió la total recuperación del afectado.

Si el hecho es histórico o piadosa leyenda, es asunto de libre discusión, sin que la misma pueda llegar a un punto cierto. Por el contrario, lo que sí es cierto e histórico es la gran popularidad que alcanzó San Blas como patrono y protector de los males de garganta. Toda la Europa católica y toda la América Hispana acude a san Blas en sus afecciones de garganta. Durante siglos el liviano «cordón de San Blas» se ha bendecido en las iglesias y los devotos lo han llevado anudado a la garganta hasta que con el uso se deshilachaba.

San Blas fue un obispo del siglo tercero. Obispo de Sebaste, en la actual Turquía. Impactante el hecho de que viviendo y muriendo tan lejos, su fama haya llegado y se haya extendido por Europa y América. Fue obispo y mártir, porque en la persecución contra los cristianos promovida por el Emperador Licinio, por el hecho de ser obispo fue condenado al martirio.

La tradición histórica dice que cuando lo llevaban a matar, después de ser descubierto en la cueva donde se había escondido y donde los animales lo alimentaban, es cuando la madre con el hijo que se ahogaba, abriéndose paso entre la gente, se arrojó a sus pies y le suplicó por la vida del pequeño. A pesar del suceso y de la súbita curación y de la admiración de todos cuantos lo presenciaron, el martirio siguió su proceso y san Blas fue decapitado.

No solo debemos pedirle al santo que nos cure de males de garganta, para los cuales hoy hay estupendas pastillas y espráis en las farmacias, sino que afine nuestras cuerdas vocales para que nuestro hablar sea siempre veraz y sincero, amable y caritativo.

Y tú, ¿todo lo que hablas es “sano”?

Carlos Díaz Muñiz, cmf

0

Start typing and press Enter to search