Una noche y esta noche

Las flautas invisibles de esta noche
están tejiendo
con manos pensativas
una canción de amor y de presagios.

Hay una estrella húmeda que empapa
de una luz sigilosa los contornos azules
de la melancolía.
Y ha fijado en mí su pupila,
segura de mis ojos,
pero no hay destellos en mi cuerpo desnudo.
Un ojo inmenso,
Implacable en su gesto,
redondea la noche
y pone de relieve las ausencias.

El mar envolvió en un sudario
de luceros marchitos
el coral y las algas,
y espera sosegado
el alba de las caracolas.

Los pájaros anidan la mañana
que vendrá
achicando las olas de mi sangre.

Pensativo,
sin un verbo capaz de conjugar la vida,
miro esta noche inmensa
con una luna cuarteada
a mis espaldas.

Blas Márquez, cmf

0

Start typing and press Enter to search