Sirviendo la Palabra según Sanjuán: Mc 7, 14-23

«Lo que sale de dentro, eso sí mancha al hombre. porque de dentro del corazón del hombre salen los malos propósitos, las fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, codicias, injusticias, fraudes, desenfreno, envidia, difamación, orgullo, frivolidad. Todas esas maldades salen de dentro y hacen al hombre impuro».

El evangelio de hoy sigue con el mismo tema de ayer. Por eso te invito a que vuelvas a leer el comentario que ayer hicimos. Solemos decir que de la abundancia del corazón habla la boca. 

También es cierto que lo que nos lleva a adoptar una determinada conducta o a realizar unas determinadas acciones es lo que llevamos en el corazón.

Y también solemos decir que lo efectivo es lo afectivo. 

Preocúpate de llenar tu corazón de todo lo bueno. 

Llena tu interior de todo aquello que te lleve a servir más y mejor, a trabajar más y mejor por los demás, a encontrarte más y mejor con Dios. 

Llena tu corazón de todo lo que te lleve a actuar movido por el amor y por la búsqueda del bien de los demás. 

Buenos días.

Antonio Sanjuán, cmf

0

Start typing and press Enter to search