Sirviendo la Palabra según Sanjuán: Mc 6, 7-13

«Ellos salieron a predicar la conversión, echaban muchos demonios, ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban».

Aún hacía muy poco que Jesús había llamado a sus apóstoles para que estuvieran con Él. Pero ya los envía a predicar la conversión, a echar muchos demonios y a curar muchos enfermos.

Los apóstoles podían haberse excusado: aún era poco el tiempo que llevaban con Jesús, podían alegar que aún no estaban lo suficientemente formados, que la misión encomendada era dura y difícil, que no tenían medios para presentarse decentemente ante la gente… y muchas excusas más.

Pero ellos se fían del mandato y de la palabra de Jesús y se lanzan a la «intemperie» como los envía el Maestro.

También a tí te envía Jesús. No te excuses en que aún eres joven, en que no tienes formación, en que te falta experiencia, en que vas a estar a la «intemperie», en que la tarea es dura y difícil, en que ya tienes bastante con tus obligaciones…

Fíate de Jesús. El mundo de hoy necesita de buenas noticias y hay que echar muchos «demonios» y curar muchas clases de enfermedades y de dolencias. Buenos días.

Antonio Sanjuán, cmf

0

Start typing and press Enter to search