Sirviendo la Palabra: Lc 6, 39-42

Lucas 6, 39-42:
«¿Por qué te fijas en la mota que tiene tu hermano en el ojo y no reparas en la viga que llevas en el tuyo? ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: Hermano, déjame que te saque la mota del ojo sin fijarte en la viga que llevas en el tuyo?. ¡Hipócrita! Sácate primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la mota del ojo de tu hermano».

No podemos creernos maestros ni especialistas en la fe o en los comportamientos de nuestros hermanos.
Ni tampoco podemos ir dando lecciones a los demás sin mirar antes nuestra propia vida.
Jesús, que conoce bien la manera de actuar del ser humano y lo que anida en su interior, nos invita hoy a revisar nuestra propia vida para detectar las «vigas» que, aunque parezca mentira, somos incapaces de descubrir en nosotros mismos, pero las vemos muy claras en los ojos de los demás.
Pide hoy al Señor una mirada generosa, limpia y positiva para descubrir todo lo bueno y positivo que ciertamente hay en los otros.
Y alaba la grandeza de Dios por tanto bueno como ha depositado en cada una de las personas que te rodean.
Juzga con humildad y caridad en las situaciones que hoy se te presenten.
Buenos días.

Antonio Sanjuán Marín, cmf

0

Start typing and press Enter to search