¿QUÉ ME QUEDA DESPUÉS DE TANTOS AÑOS?

Si tuviera en los labios una nube

y en los ojos la luz de tu mirada…

 

Llevo mi soledad a cielo abierto

y sobre ascuas de luna, una quimera.

Llevo mi soledad a cielo abierto

y lloro por los rincones de mis verbos.

 

No me caben las olas en las manos.

Miro al mar y se estremece el aire.

 

¿Qué me queda después de tantos años?

Cenizas, ascuas leves, archivos de preguntas

y una melancolía que embriaga mi piel

y desata los nudos del hastío…

 

¿Qué me queda después de tantos años?

Una esperanza tenue, tus manos temblorosas,

un beso deshojado, la vieja certidumbre

de andar sin rumbo cierto y este dolor

 

por los alrededores de mi pena…

 

¿Qué me queda después de tantos años?

Un húmedo silencio,

las palabras heridas de tus manos,

y el tacto tenue de tus labios…

 

Después de todo,

sólo queda el rumor

de la vida, un pañuelo entre tus manos

y el anhelo incipiente de otra brisa.

 

Las Palmas, 2018

 

Blas Márquez Bernal, cmf

(FOTO: Markus Winkler)

 

O que me resta depois de tantos anos? Em portugués

 

0

Start typing and press Enter to search