PASIÓN DE VIVIR

Redobles de planetas en el viento.

Azules cataratas de tristeza.

El hombre como un árbol se endereza

Guardando con los ojos su cimiento.

 

Cae la luz y el tiempo se hace lento

Por las esquinas blandas de la pena.

Cuchillos de jazmines en cadena

Y el amor como un verbo sin acento.

 

Como una carga inútil mi agonía,

Las horas van tejiendo su madeja

Y una oquedad después y todavía.

 

Amor, amor, amor, cielo asfaltado

Para mi piel desnudo, airada queja

Contra el muro de miel de mi costado.

Sevilla, 1972

 

Blas Márquez Bernal, cmf

(FOTO: Oliver Sjöström)

 

PAIXÃO DE VIVER em portugués

 

0

Start typing and press Enter to search