Memoria recobrada

 

 

Vienen a la memoria
recuerdos vivos,
de rostros y de nombres.
Miradas limpias,
caricias placenteras y penumbras.
Cierro los ojos
y se dilatan las pupilas
con el aroma de una brisa
que embriaga la piel y desvanece
los puntos suspensivos.

Esta tarde no tiene ya relieve
en nuestro calendario.
Se borraron las huellas,
se desnudó la luna
y un lucero marchito
recorre el cielo de tus sueños.
No sé, pero a veces sucede
que la vida se envuelve en pétalos de sueños
y es frágil cada instante y duradero el pulso
de la melancolía.
No sé, pero a veces sucede.

Blas Márquez, cmf

0

Start typing and press Enter to search