LOS SILENCIOS SE APAGAN

Los silencios se apagan y hace frío.

Lo siento en mi piel. ¡Quién lo diría

si de tanto soñar día tras día,

las rosas se me caen al vacío!

 

Estalla el grito. ¿Quién detiene el río

que, incansable, derriba la frontera?

Ni diques que despinten la madera

de su empeño. Es de noche y hace frío.

 

En esas ando y ando… Siempre pesa

la mochila de verbos sin acento,

de sueños deshojados y zozobra.

 

Un día, no sé cuándo, la sorpresa

alumbrará. No sé dónde ¿un momento?

Sí, prolongado. Lo demás me sobra.

 

Las Palmas, 4 enero, 2022

Blas Márquez Bernal, cmf

(FOTO: Kristina Flour)

 

OS SILÊNCIOS DESVANECEM-SE em portugués

 

Start typing and press Enter to search