Lo esencial es invisible a los Medios…

Llevo varios días mirando los medios de comunicación, tanto de papel, radiofónicos, televisivos o de internet, y encuentro lo de siempre: avances científicos, logros deportivos, cotilleos rosa, resultados económicos, desgracias naturales y maldades humanas.

        Y ahí me di cuenta: ¿dónde está todo el bien que mueve al mundo? El amor servicial de tantas madres por sus hijos, la dedicación más allá de lo pagado de tantos que trabajan, los esfuerzos esperanzados de tantos desempleados atrapados aún por la crisis, los empeños transformadores de tantos comprometidos en hacer de este un mundo mejor, la mano escondida de Dios en tantas «casualidades»,…

        Todo esto, que es esencial para que nuestro mundo siga adelante es, por lo general, invisible a los medios, porque no es noticia, aunque sea vitalmente importante.
        
        Para verlo tenemos que usar nuestros propios ojos,
        
        Por eso, también llevo días fijándome MÁS en el bien que me rodea, y dando gracias por tanto que se puede percibir, y por tanto bien como Dios nos hace. Y, a la vez, renovando mi compromiso en aportar también mi cuota diaria de bien invisible a los medios.

Equipo de Redacción

0

Start typing and press Enter to search