LA INTERROGACIÓN COMO UN VIENTRE HABITADO

Me asaltan las preguntas

con caricias inusitadas.

Aromas de un amor adolescente.

Yo detengo mis pasos en el punto

acaricio la curva de su vientre

al tiempo que desvío tu mirada

y me quedo a la sombra, sin relieve.

Me abrazo al desamparo

como a una efigie antigua

sin pulso ni cadencia.

 

(Las preguntas intactas.

Y no parece que esté a punto

ningún alumbramiento)

 

Bajo a la calle.

La plaza está desierta

y los jazmines en flor.

 

Sevilla, 2022

 

Blas Márquez Bernal, cmf

(FOTO: Emily Morter)

 

A INTERROGAÇÃO COMO UM VENTRE HABITADO em portugués

 

0

Start typing and press Enter to search