He tejido de sueños los últimos corales de mi sangre

He tejido de sueños los últimos corales
de mi sangre.
Vuelto a la certidumbre,
se desploma la almena
en el castillo interior de la memoria.

Has abierto la puerta
y en la alfombra de los deseos
has dejado intacta tu inocencia.

Por el periódico
resbalan, seducidas, las noticias
como una lluvia mancillada.
No hay un tiempo preciso
para doblar la página.

Blas Márquez, cmf

0

Start typing and press Enter to search