El padre que mueve montañas

El cine rumano es poco conocido, pero a menudo el que nos llega viene cargado de sorpresas. Así El padre que mueve montañas nos ofrece una historia interesante que tiene una carga moral muy sugerente y, al mismo tiempo, nos da un retrato de formas de actuar propias de otra época (o tal vez también de ésta) en el país eslavo.

Protagoniza la película una persona bastante desagradable, acostumbrado a hacer su voluntad y a que los demás le obedezcan y atiendan sus demandas. Su hijo mayor ha desaparecido junto con su novia cuando se encontraba pasando un fin de semana en la montaña. Los equipos de rescate les han buscado sin resultado. Las condiciones meteorológicas empeoran y se hace muy difícil proseguir la búsqueda. El padre, no obstante, está dispuesto a mover la montaña para encontrarlo. Insiste más allá de lo razonable, incluso se une al grupo de rescate entorpeciendo la marcha. En un principio sus razones parecen convincentes, y su amor de padre parece justificar su actitud casi irracional. Cuando los resultados siguen sin aparecer, echa mano de sus influencias y moviliza a un grupo de militares de una compañía de inteligencia del país que con la ayuda de un sofisticado sistema de rastreo consiguen resultados… aunque no sean los que él desearía.  Aún así, no ceja en su intento de salirse con la suya arrastrando tras de sí a todos los que se ponen a su alcance.

El hombre que mueve montañas es el retrato de un hombre dominante, engreído, orgulloso, creído, algo indeseable y antipático. Cree que todo puede conseguirlo con su esfuerzo y su dinero. No hay barreras que se opongan a sus deseos. Sus pretensiones de grandeza y autosuficiencia han construido una vida vacía, cada vez más ajena a las necesidades ajenas, incluso a las de quienes le son más cercanos. Destruyó su primer matrimonio y pone en peligro el segundo. Gran parte de la película describe la deriva desnortada de este hombre. ¿Será posible hallar redención? ¿Encontrará nuestro protagonista razones para vivir con más sentido y generosidad?

Tiene esta película un componente de interesante reflexión moral que la vincula con otras producciones rumanas que miran la realidad desde una óptica parecida, intentando encontrar los motivos de la conducta de sus protagonistas, deteniéndose en su contexto y sus consecuencias. Queda en fin una lección de moralidad que señala el camino hacia la propia realización.

 

Antonio Venceslá Toro, cmf

 

0

Start typing and press Enter to search