El comentario del Domingo: Domingo de Resurrección

1 de Abril de 2018. Jn 20, 1-9

Domingo por la mañana. El primer día de la semana. Con el corazón lleno de amargura y tristeza porque han matado a su Señor como a un criminal, tres mujeres se dirigen al sepulcro de Jesús para embalsamar su cuerpo, según la costumbre judía. Van comentando cómo podrán quitar la gran piedra que tapa la entrada del sepulcro. Al acercarse ven, con gran sorpresa, que la piedra está quitada, y el sepulcro, vacío. En su lugar un joven vestido de blanco que les pregunta: “¿A quién buscáis?¿A Jesús? ¡No está aquí, HA RESUCITADO! Id y decid a sus discípulos que lo verán en Galilea”. A pesar del saludo del ángel y llenas de miedo, salen corriendo, incapaces de decir nada a nadie. Solo cuando se encuentren con el Resucitado serán capaces de contar lo que han visto.

Son las primeras misioneras. Enviadas por el ángel, de parte de Dios, en una época en que las mujeres tenían poco que decir. No podían hablar en las sinagogas. No pueden testificar. Su palabra no valía nada. Socialmente minusvaloradas. Pero son las elegidas por Dios para comunicar al mundo el gran acontecimiento: Ha resucitado. Su Maestro vive, es su Salvador. Desde este momento sus vidas adquieren un nuevo sentido. La duda y el miedo se cambian en esperanza y alegría. Que las vidas de todos los que creemos en el Señor Resucitado sean el reflejo de su presencia entre nosotros.

¡Feliz Pascua de Resurrección!

Juan Ramón Gómez, cmf

0

Start typing and press Enter to search