El CIE una anomalía jurídica del estado derecho

He tenido la oportunidad de compartir en este blog sobre las medidas políticas diseñadas por la UE de control de flujos migratorios, sobre los cierre y externalización de fronteras y cómo las expulsiones provocan la vulneración de los Derechos Humanos y un sufrimiento innecesario de las personas migrantes y refugiadas. También, he hecho referencia a que los CIE son parte de esta política deshumanizada, y unos de esos lugares opacos de nuestro Estado de Derecho, donde se interna por un período de 60 días a personas migrantes, por el simple hecho de cometer una infracción administrativa consistente en encontrarse en situación administrativa irregular, y no se les garantiza el respeto a los derechos de las personas recluidas. Es inaceptable e indigno dar un trato peor que el que se recibe en una prisión.

El CIE de Gran Canaria, después de unos meses cerrados, como consecuencia de la ruptura de las relaciones diplomáticas con el reino alauita, debido a la crisis en Ceuta, donde cientos de jóvenes y menores entraron por la playa del Tarajal a la ciudad autónoma, el CIE se reabrió después del cambio de postura del Gobierno de nuestro presidente avalando la autonomía del Sahara Occidental, como la base más seria, realista y creíble, según dijo nuestro presidente, para la resolución del contencioso en la excolonia española. En abril, la distensión permitió, a su vez, que se reanudasen las conexiones marítimas entre ambos países y que España haya retomado los vuelos de repatriación de inmigrantes a finales de marzo.

Hace unos días, un grupo de 20 inmigrantes del CIE de Barranco Seco, en las afueras de Las Palmas de Gran Canaria, se fugaron en la noche o madrugada de este lunes 2 de mayo. De la veintena de inmigrantes fugados, 11 ya han fueron localizados, el mismo lunes. Tres de las personas fugadas tuvieron que ser derivadas a centros hospitalarios, debido a las heridas que sufrieron al escalar los muros y saltarlos. La plataforma Somos Red de apoyo a los inmigrantes me informaron, el sábado anterior a la fuga, que un grupo numeroso se habían declarado en huelga de hambre en protesta por el régimen interno del centro, ante las dificultades que tenían para cumplir con el rito musulmán del Ramadán.

El edificio en el que se ubica el Centro de Internamiento de Barranco Seco es una antigua cárcel edificada en 1934. En la actualidad tiene capacidad para 112 personas, y cuenta con dos plantas o pabellones de habitaciones con sus respectivas duchas y baños y aseos, dos zonas de salones para ver la televisión y dos comedores, además de un patio de esparcimiento de 200 metros cuadrados. Este mismo barranco donde se ubican las instalaciones fue uno de los emplazamientos escogidos por el Ejecutivo para montar un de campamento para llevar a cabo la custodia policial de 72 horas.

Por desgracia, el CIE constituye una pieza clave en la política de devoluciones del Estado, dado que en ellos se interna a ciudadanos extranjeros pendientes de la tramitación o ejecución de su expulsión, o devolución.

Es necesario apostar por el desarrollo de una cultura de acogida inclusiva inspirada en la hospitalidad y el respeto a la dignidad humana que incida en el cambio de los estereotipos y en combatir, lejos de la demagogia política, los discursos racistas y xenófobos con una mirada fraterna y misericordiosa.

José Antonio Benítez Pineda, cmf

(FOTO: Imagen del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Barranco Seco, en Las Palmas de Gran Canaria, tomada en octubre de 2020. / ÁNGEL MEDINA G | EFE)

 

0

Start typing and press Enter to search