Dia 3: Finaliza el I Capítulo de la Provincia de Fátima

Comenzamos la última jornada del Capítulo a las 7:30 con el rezo de Laudes.

A las 9:30 nos reunimos en el aula. Modera los trabajos el P. Abilio J. Correia Ramos.

La oración inicial consiste en la lectura de Jn 2,1-11 y de los números 59 y 61 de Misionarii Sumus y la invocación Gloria al Padre…

Toma la palabra el P. Fermín Rodríguez, secretario del Capítulo, que da lectura al acta de la sesión de ayer. Ésta es aprobada con algunas ligeras modificaciones.

El P. General ofrece una reflexión sobre algunos aspectos presentes en nuestro carisma. Es necesario recuperar la dimensión mística de nuestra vida. El mundo experimenta necesidad de comunión y relaciones. Nuestra vida común es un testimonio que estamos llamados a ofrecer. Estamos también llamados a vivir intensamente la dimensión cordimariana de nuestra vocación, como expresión de la ternura de Dios por la humanidad. Vivir desde el corazón impregna nuestra vida de una condición particular caracterizada por la compasión. Necesitamos educar nuestras emociones y mirar la realidad desde el corazón. Esto nos conduce a mirar también nuestra vida comunitaria desde esta perspectiva. La experiencia vivida por nuestro Padre Fundador en la vida común del grupo apostólico en Santiago de Cuba es una referencia para nosotros. Una vida comunitaria creativa y sana es un elemento de valor para el cuidado de nuestra propia vocación.

A continuación el moderador da la palabra al P. Provincial que expone al Capítulo algunas indicaciones sobre la Junta Permanente, asunto que ayer quedó sin definir. Hace referencia a las normas del Directorio sobre el particular. Y expone su propuesta: la Junta estará compuesta por 10 miembros, de los que cinco serán designados por el Gobierno y otros cinco serán elegidos por los capitulares. Dicha propuesta es aprobada por el Capítulo, que realiza la votación para elegir a los cinco miembros de la Junta que le corresponde.

A continuación el P. Provincial suscita un diálogo sobre la Asamblea Provincial, acordando celebrarla al final del primero trienio o en otro momento adecuado.

El Capítulo ve oportuna la presencia de formandos de votos temporales y de laicos en el próximo Capítulo Provincial, dejando al Gobierno la fórmula más idónea para llevarlo a efecto.

En este momento el P. Provincial comunica al Capítulo la designación del P. Jorge Sánchez Palacios como Vicario Provincial.

El moderador comunica el resultado de la votación realizada para elegir los miembros de la Junta Permanente. Han sido elegidos por el Capítulo los PP. Paul Smyth, Pedro Cabrera, Vítor Pinto, Abilio Ramos y Juan José García.

El P. Jorge Sánchez, miembro de la Comisión Central, presenta al Capítulo el fruto del trabajo realizado en la preparación del documento programático. Hace algunas observaciones al texto. Y se deja un tiempo para que pueda ser leído por los capitulares. Tras el estudio, el texto presentado es aprobado como material valido para el diálogo ulterior. El moderador pide a los capitulares que deseen proponer sugerencias de mejora que las entreguen por escrito antes de las 14:30 para que la comisión central los tenga en consideración para la sesión de la tarde.

Terminamos la sesión de la mañana con la foto oficial de los miembros del capítulo.

 

 

A las 15:30 iniciamos la sesión vespertina rezando la oración por el capítulo. El P. General previene a los capitulares de la ansiedad que pueden afectarnos en la etapa final del capítulo. El P. Jorge comenta las sugerencias de mejora enviadas. Cada una de ellas es debatida y votada por los capitulares. Finalmente, el moderador somete a la consideración del Capítulo la aprobación global del documento, lo cual se produce con satisfacción de todos.

El P. General anima a la Provincia a no desatender la ayuda que pueda prestarse a la Delegación Māe de África. También expresa su valoración por el servicio que la Provincia está prestando a la congregación en la formación de estudiantes de otros organismos.

La Comisión de Actas, compuesta por los PP. Juan A. Lamarca y Juan Carlos Martos, emite su veredicto positivo a las actas de las sesiones capitulares.

Con un sentido aplauso al P. Secretario y a los miembros de la comisión central terminamos la primera parte de esta sesión.

Después del descanso, tenemos un espacio para hacer la evaluación del Capítulo, para la que el P. Facilitador nos plantea algunas cuestiones que son dialogadas en los grupos y compartidas por los secretarios.

Terminamos agradeciendo las atenciones recibidas por parte del personal de la casa, que nos ha hecho sentirnos muy bien. Asimismo, reconocemos el servicio prestado por los traductores y nuestros estudiantes de Granada para el óptimo desarrollo del Capítulo.

Para concluir los capitulares firmamos las actas y votamos dar por concluido el Capítulo.

El Superior Provincial dirige unas palabras, expresando su magnificat agradecido. Nos anima a todos los capitulares a caminar empeñados en el cuidado común. El Superior General cierra el turno de intervenciones expresando su satisfacción por el camino recorrido, acompañados por el Espíritu. El mensaje del Capítulo es expresión del sueño de Dios que nos quiere entregados y disponibles para la misión. Expresó también su confianza en la Provincia y en el gobierno elegido. Con su felicitación y saludos para todos los hermanos dio por terminado el Capítulo.

Reunidos en la capilla, celebramos la Eucaristía con un hondo sentido de acción de gracias al Padre por sus bendiciones y su presencia en nuestro caminar común.

Que Él nos acompañe para hacer vida su sueño sobre nosotros en nuestra Provincia.

Y que María de Fátima nos impulse y acompañe en el servicio misionero al que somos llamados.

0

Start typing and press Enter to search