Cuidando tu familia: hacer algo para «sanar» algún mal en la familia

“Todo lo ha hecho bien”.

En el episodio del Evangelio del día de hoy se nos presenta a un JESÚS BUENO, fundamentalmente BUENO, como es El, ocupado y preocupado por los problemas humanos, físicos y morales, los males que nos acucian a los hombres en el día a día.
Nos soluciona los problemas básicos de nuestra convivencia. Da respuesta a la integración de una persona en la sociedad sanándola de sus problemas de habla y de oído.
Si JESÚS puede solucionarnos los problemas físicos, cuanto más tiene ofertas para “arreglarnos” los espirituales, los de falta de amor, de solidaridad, de generosidad, que debemos tener para todo, y con todos, los que conforman nuestro entorno.
Solamente con acudir a EL y ponernos en su presencia, encontraremos respuesta a nuestros males, si de verdad nuestra actitud es de escucha de su palabra. ¿No deberíamos ser así en medio de nuestra familia: ser generadores de «bien», de «sanación», de «Dios»?

Propuesta para cuidar tu familia esta semana:

Hagamos algo por «sanar» algún mal de nuestra familia. Por un parte, podemos buscar durante esta semana tiempo para hacer participe a nuestra familia, amigos, gente próxima a nosotros, de nuestras limitaciones, físicas y espirituales, de nuestros males, y que ellos nos ayuden, y también podemos mostrarles a ellos nuestra disponibilidad para ayudarles, a que nos acerquen, y a que ellos se puedan acercar a JESÚS en busca de“cura” y “consuelo” a nuestras limitaciones, a nuestros problemas, las que como humanos tenemos todos.

Pilar López y Joaquín Devolx.

0

Start typing and press Enter to search