Cuida tu familia: Conversar sobre qué nos hace dudar o tener miedo en estos momentos de nuestra vida

XVIII Domingo del Tiempo Ordinario (Mt 14, 22-33)

Nos cuesta reconocer a Jesús en nuestra realidad personal, familiar y social. En situaciones de dificultad, miedo, enfermedad… nos cuesta reconocer a ese Jesús que nos tiende la mano y que nos dice ¡no, temáis!. Con dudas y faltos de fe damos el primer paso sintiendo esa fragilidad que hace que nos hundamos. Pero Jesús siempre va a estar ahí dándonos esa mano salvadora. Y, cuando en el seno de una familia, lo vivimos así… todo tiene otro color. ¡Haced la prueba!

Propuestas para cuidar la familia esta semana:

La familia es ese barco que en su viaje por la vida está expuesto a situaciones de crisis, dificultad, miedo, enfermedad…. El compromiso como familia pasa por no dudar de Jesús. El ponerse en la manos de Jesús, desde la oración, escuchar su palabra y caminar hacia él, sabiendo que en los momento de fragilidad , cuando te hundes , vas a encontrar esa mano salvadora que te dé fuerza. Quizá en estos días de verano un poco extraño podamos buscar un hueco para conversar sobre cuáles son las cosas que nos hacen dudar en la vida o nos provocan miedo.

Teresa Molina y Juan Alcaide

 

0

Start typing and press Enter to search