Cuida de tu familia: Sondeemos el Evangelio y pongamos en común algunas de las muestras de AMOR que Jesús demostró durante su vida, especialmente en las ocasiones en las que las hiciera a FAMILIAS o grupos

LECTURA (V DOMINGO DE PASCUA)

Juan 13, 31-33a. 34-35:

Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús:

  • Ahora es glorificado el Hijo del Hombre y Dios es glorificado en Él (Si Dios es glorificado en Él, también Dios lo glorificará en sí mismo: pronto lo glorificará).

Hijos míos, me queda poco de estar con vosotros.

Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros como yo os he amado. La señal por la que conocerán que sois discípulos míos, será que os amáis unos a otros.

 

REFLEXIÓN

El Mandamiento es el gran tesoro que Jesús nos deja como herencia en su tierna despedida: «Hijos míos, me queda poco…».

La novedad del Mandamiento es muy explicita, concreta, taxativa: «Amad como yo lo he hecho durante toda mi estancia entre vosotros…».

La prueba del siete para dar por buena la operación no puede ser más fácil de comprobación: «Sois discípulos míos si os amáis unos a otros».

 

PROPUESTA PARA CUIDAR LA FAMILIA

  • Sondeemos en el Evangelio y pongamos en común un par de muestras de AMOR que Jesús demostró durante su vida, especialmente en ocasiones en que lo hiciera a FAMILIAS o grupos.

 

Manolo Devolx

 

0

Start typing and press Enter to search