Cuida de tu familia: Selecciona una actitud para tenerla presente a lo largo de la semana

LECTURA (II Domingo del Tiempo Ordinario)

Jn 1,35-42:

En aquel tiempo, estaba Juan con dos de sus discípulos y, fijándose en Jesús que pasaba, dice:

– «Éste es el Cordero de Dios.»

Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús. Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunta:

– «¿Qué buscáis?»

Ellos le contestaron:

– «Rabí (que significa Maestro), ¿dónde vives?»

Él les dijo:

– «Venid y lo veréis.»

Entonces fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día; serían las cuatro de la tarde. Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; encuentra primero a su hermano Simón y le dice:

– «Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo).»

Y lo llevó a Jesús. Jesús se le quedó mirando y le dijo:

– «Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas (que se traduce Pedro)

 

COMENTARIO

El Evangelio de hoy nos presenta un mensaje magnífico en un tiempo muy idóneo.

Todavía iniciando el año, un año que todos auguramos y deseamos distinto al anterior, con ansias de cambios y deseos de estabilidad y bienestar, Jesús nos invita a seguirle.

Nosotros, al igual que Juan y sus discípulos le preguntamos:

Maestro, ¿Dónde moras?

Amigo Jesús, ¿Dónde tienes tu residencia establecida, en qué lugar te podemos encontrar habitualmente?

La respuesta no nos va resultar complicada de entender aunque no excesivamente fácil de asimilar:

– Jesús vive en nuestro interior

– Jesús vive en el silencio

– Jesús vive en la sencillez y en la humildad

– Jesús habita en el corazón de todas las personas

– Jesús tiene predilección por los pobres, los enfermos, los que están solos, los que precisan ayuda de cualquier tipo

A nosotros nos toca dar la respuesta adecuada a esta llamada.

 

PROPUESTA PARA CUIDAR A LA FAMILIA ESTA SEMANA

Seleccionar (en FAMILIA) una de estas actitudes (o elegir otra distinta) para tenerla presente a lo largo de la semana:

  1. Disponibles para ver a Jesús que pasa por nuestro lado:

«Fijándose en Jesús que pasaba»

 

  1. Curiosos por saber de Él:

«Maestro, ¿Dónde vives?»

 

  1. Dispuestos a dar respuesta a su invitación de seguirle

«Fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con Él»

 

  1. Mentalizados para hacer partícipes a los demás de este encuentro y decididos a ser amigos de Jesús:

«Hemos encontrado al Mesías»

 

Manuel Devolx

 

0

Start typing and press Enter to search