Cuida de tu familia: Leamos FAMILIA algún otro pasaje del Evangelio en el que Jesús se manifiesta como PASTOR bueno que cuida de nosotros

LECTURA (IV DOMINGO DE PASCUA)

Juan 10, 27-30:

En aquel tiempo, dijo Jesús:

-Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre y nadie las arrebatará de mi mano.

Mi Padre, que me las ha dado, supera a todos y nadie puede arrebatarlas de la mano de mi Padre.

Yo y el Padre somos uno.

 

REFLEXIÓN

Lo primero y principal, ESCUCHAR la voz del pastor. A veces basta un silbido, un simple gesto que nos puede venir a través del exterior:

– Un vecino que precisa ayuda.

– Un familiar enfermo.

– Un amigo en situación depresiva.

– Una nación que sufre las consecuencias de una guerra injusta…

Y, a continuación, agarrarse fuertemente de su mano y seguirle. Sin condicionamientos ni excusas.

 

PROPUESTA PARA CUIDAR LA FAMILIA

* A lo largo de la semana vamos a sacar un tiempo para leer en FAMILIA algún otro pasaje del Evangelio en el que Jesús se manifiesta como PASTOR bueno que cuida de nosotros (su rebaño)

 

Manolo Devolx

 

0

Start typing and press Enter to search