Cuida de tu familia: En FAMILIA, comentemos si vivimos ‘a favor’ o ‘en contra’ del modelo que propone Dios para nuestra vida

LECTURA (XXXIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO)

Mc 13, 24-32:

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

-«En aquellos días, después de esa gran angustia, el sol se hará tinieblas, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, los astros se tambalearán.

Entonces verán venir al Hijo del hombre sobre las nubes con gran poder y majestad; enviará a los ángeles para reunir a sus elegidos de los cuatro vientos, de horizonte a horizonte.

Aprended de esta parábola de la higuera: Cuando las ramas se ponen tiernas y brotan las yemas, deducís que el verano está cerca; pues cuando veáis vosotros suceder esto, sabed que Él está cerca, a la puerta. Os aseguro que no pasará esta generación antes que todo se cumpla. El cielo y la tierra pasarán, mis palabras no pasarán, aunque el día y la hora nadie lo sabe, ni los ángeles del cielo ni el Hijo, sólo el Padre.»

 

COMENTARIO

El pasaje de este evangelio utiliza el género literario apocalíptico, catastrófico. No es así. Lo de hoy más que un discurso científico sobre los últimos tiempos es la indicación de cómo hay que vivir cada día. Se nos advierte de que mientras estamos aquí Dios actúa sobre nosotros y nosotros tenemos que forjar la opción a favor o en contra de la vida. El modelo, nuestro guía en este tiempo de espera no puede ser otro sino Jesús y su Evangelio, especialmente el programa de las Bienaventuranzas.

 

PROPUESTA PARA CUIDAR A LA FAMILIA

Comentemos en FAMILIA, huyendo de todo tipo de catastrofismo, este pasaje evangélico e intentemos responder a estos interrogantes:

– ¿Vivimos como si ya hubiese llegado el fin del mundo, colaborando con Jesús, preparando la gran reunión de todos los hijos de Dios?

– ¿Nuestra meta final es el encuentro con Jesús resucitado?

 

Manuel Devolx

 

0

Start typing and press Enter to search