Cuida de tu familia: Dedícate a “servir” a tu FAMILIA y a los demás

LECTURA (XIX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO)

Mc 10, 35-45

En aquel tiempo, Jesús, reuniendo a los Doce, les dijo:

– «Sabéis que los que son reconocidos como jefes de los pueblos los tiranizan, y que los grandes los oprimen.

Vosotros, nada de eso: el que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos.

Porque el Hijo del hombre no ha venido para que le sir­van, sino para servir y dar su vida en rescate por todos.»

 

COMENTARIO

En tiempos de Jesús, las autoridades, los jefes, los importantes, eran tiranos y opresores.

Jesús dice a sus amigos, especialmente a Santiago y a Juan que querían ser grandes dentro de su equipo, que se dediquen a «servir» y a echar una mano a los demás.

Si tú deseas ser buen cristiano, amigo de Jesús, selecciona algunas de las propuestas que a continuación te presentamos.

 

PROPUESTA PARA CUIDAR A LA FAMILIA

– No te empeñes, ni des la vida por ser el primero, el más atractivo, el más influyente, aquel en el que la mayoría siempre se fija, el que viste y calza a la última moda…

– Dedícate a escuchar mucho y a hablar poco.

– Ofrécete voluntario a realizar tareas de la casa.

– No seas «misántropo», no vayas por la vida «sacando tajada», obteniendo beneficios de los demás. Procura aportar, sumar.

– Dale mucho ánimo al miembro de la familia que lo necesite y dile si quiere que le ayudes.

– Intenta ser siempre positivo, crear buen «rollo», practicar la alegría, sonreír aunque te cueste, tener iniciativas que propicien el valor de la FAMILIA, ser creativo, empático, expresivo…

– Si hay que «arrimar el hombro» para aportar algo que beneficie a los demás, apúntate el primero.

 

Manuel Devolx

 

0

Start typing and press Enter to search