Cuida de tu familia: Como el bautismo, es buen momento para que personalmente y como FAMILIA, iniciemos una vida nueva, propia de hijos de Dios

LECTURA (Bautismo de Jesús)

Mateo 3, 13-17:

En aquel tiempo, fue Jesús de Galilea al Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara.

Pero Juan intentaba, disuadirlo, diciéndole:

-«Soy yo el que necesito que tú me bautices, ¿y tú acudes a mí?»

Jesús le contestó:

-«Déjalo ahora. Está bien que cumplamos así todo lo que Dios quiere. »

Entonces Juan se lo permitió. Apenas se bautizó Jesús, salió del agua; se abrió el cielo y vio que el Espíritu de Dios bajaba como una paloma y se posaba sobre él. Y vino una voz del cielo que decía:

-«Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto.»

 

REFLEXIÓN

No será la primera vez en la que Jesús tiene que discutir con los suyos acerca de la conveniencia de humillarse y querer asumir su condición humana con respecto al cumplimiento de las normas y hacerse pasar por uno más: «Es bueno hacer lo que Dios quiere».

En compensación, recibe la bendición y el reconocimiento del Padre y del Espíritu.

A lo mejor, nosotros también deberíamos de realizar cosas que pensamos no son propias de nuestro «rango».

 

PROPUESTA PARA CUIDAR LA FAMILIA

El Bautismo de Jesús que, según dicen, fue el inicio de su vida pública, es una invitación a que nosotros, personalmente y como FAMILIA, iniciemos una vida nueva, propia de hijos de Dios.

 

Manolo Devolx

 

0

Start typing and press Enter to search