Cuida de tu familia: Al felicitarnos la PASCUA en FAMILIA y a cuantos nos rodean, pensemos dónde está Jesús Resucitado de manera especial

LECTURA (DOMINGO DE RESURRECCIÓN)

Juan 20, 1-9:

El primer día de la semana, María Magdalena fue al sepulcro al amanecer, cuando aún estaba oscuro, y vio la losa quitada del sepulcro.

Echó a correr y fue donde estaba Simón Pedro y el otro discípulo a quien tanto quería Jesús, y les dijo:

– Se han llevado del sepulcro al señor y no sabemos dónde lo han puesto.

Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos corrían juntos, pero el otro discípulo corría más que Pedro; se adelantó y llegó primero al sepulcro; y, asomándose, vio las venda en el suelo; pero no entró. Llegó también Simón Pedro detrás de él y entró en el sepulcro: vio las vendas en el suelo y el sudario con el que le habían cubierto la cabeza, no por el suelo con las vendas, sino enrollado en un sitio aparte.

Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; vio y creyó. Pues hasta entonces no habían entendido la Escritura: que él había de resucitar de entre los muertos.

 

COMENTARIO

Vieron y creyeron.

Y entendieron la Escritura.

Ver para creer.

Algo parecido nos ocurre a nosotros.

Nuestra fe suele ser evidencial, palpable y tangible.

Constantemente constatamos la grandeza y la belleza de la vida y no acabamos de aceptar a Jesús en su plenitud.

¿No estaremos equivocando en dónde se encuentra el RESUCITADO?

 

PROPUESTA PARA CUIDAR LA FAMILIA

Al felicitarnos la PASCUA en FAMILIA y a cuantos nos rodean, pensemos dónde está Jesús Resucitado de manera especial:

– En los niños, en los humildes, en los sencillos, en los más débiles.

– En aquellos cuya cruz es demasiado pesada y precisan una ayuda, un acompañamiento, un seguimiento, un impulso, una inyección de esperanza, un mensaje de ilusión y de convencimiento de que tras la cruz vendrá la luz y la Resurrección.

 

Manolo Devolx

 

0

Start typing and press Enter to search