Condenados por el miedo

Leyendo estos párrafos de C.S. Lewis -el autor de «Las crónicas de Narnia», me parecía que los tenía que compartir en estos momentos de desinformación, confusión y miedo… ¡Este -el miedo- sí que es peligroso! Nos quita la capacidad de pensar, revelarnos y cambiar.
José Manuel Caselles, cmf

«Cartas del diablo a su sobrino» de C. S. Lewis.

– ¿Y cómo lograste llevar tantas almas al infierno en aquella época?
– Por el miedo.
— Ah, sí. Excelente estrategia; vieja y siempre actual. ¿Pero de qué tenían miedo? ¿Miedo a ser torturados? ¿Miedo a la guerra? ¿Al hambre?
– No. Miedo a enfermarse.
– ¿Pero entonces nadie más se enfermaba en esa época?
– Sí, se enfermaban.
– ¿Nadie más moría?
– Sí, morían.
– Pero, ¿no había cura para la enfermedad?
– Había.
– Entonces no entiendo.
– Como nadie más creía o enseñaba sobre la vida eterna y la muerte eterna, pensaban que solo tenían esa vida, y se aferraron a ella con todas sus fuerzas, incluso si les costaba su afecto (no se abrazaban ni saludaban, ¡no tenían ningún contacto humano durante días y días!), su dinero (perdieron sus trabajos, gastaron todos sus ahorros, ¡y aún se creían afortunados siendo impedidos de ganarse el pan!), su inteligencia (un día, la prensa decía una cosa y al día siguiente, se contradecía, ¡y aún así se lo creían todo!), su libertad (no salían de la casa, no caminaban, no visitaban a sus parientes…¡era un gran campo de concentración para prisioneros voluntarios! ¡Jajajajajaja!). Aceptaron todo, todo, siempre y cuando pudieran prolongar sus vidas miserables un día más. Ya no tenían la más mínima idea de que Él, y solo Él, es quién da la vida y la termina. Fue así. Tan fácil como nunca había sido.»
0

Start typing and press Enter to search