A veces. Solo a veces.

A veces. Solo a veces y a escondidas 
Me acerco hasta tu puerta y me detengo.
Sopla el viento detrás y voy y vengo
De mi sangre a tus playas encendidas. 

A veces. Solo a veces y a escondidas 
Dibujo en las estrellas tu figura.
Como un tierno coral es tu hermosura.
Como una luna enferma, mis heridas. 

Y dudo de mis pasos. Te reclamo
En el umbral sediento de mi pozo
Y voy y vengo a tientas y a despecho. 

No me escondas tu rostro si te llamo
En esta hora sin voz de tanto gozo
Sobre la lumbre de tu ardiente pecho. 

Blas Márquez Bernal, cmf

0

Start typing and press Enter to search