Sirviendo la Palabra: Mt 7, 7-12

Mateo 7, 7-12:
“Pedid y se os dará, buscad y encontrareis, llamad y se os abrirá; porque quien pide recibe, quien busca encuentra y al que llama se le abre”.

Nunca tengas miedo de dirigirte a Dios para pedirle. También el niño pequeño se dirige constantemente a su padre porque sabe que su padre siempre le escucha.
Le dará o no le dará aquello que pide. Pero el niño sabe muy bien que las puertas del corazón de su padre siempre estarán abiertas.
En ocasiones, no conseguirá aquello que pide, porque el padre no lo considerara oportuno.
Pero lo que siempre conseguirá será una mirada de cariño.
Nuestro Padre Dios siempre te escucha, te abre su corazón y te mira con cariño cuando le pides algo.
Aunque no siempre consigas aquello que deseas, tu buen Padre sabe mejor que tú aquello que te conviene.
Pide hoy al Señor que te conceda lo que Él cree que más necesitas para tí y para los demás en estos momentos de tu vida.
Ponte en la presencia de tu Padre Dios. Pide, busca y llama. Recibirás, encontrarás y serás atendido con el cariño de un Padre.
Buenos días.

Antonio Sanjuán Marín, cmf

Start typing and press Enter to search